Estas son las 14 cosas que le pasan a todas las mujeres y no lo sabias

10 Cosas que solo las mujeres entenderán:

Tus elásticos, pasadores, acondicionadores y hasta cepillos son unas pobres víctimas.

Cuando vi por primera vez a Mia Thermopolis en El Diario de una Princesa, me sentí aliviada: ¡no soy la única! Pensé que sólo yo sufría día a día con el frizz, y los elásticos y hasta cepillos rotos. Mi cabello es simplemente incontrolable y es como si a cada hora su volumen aumentara. De hecho, podría decir que tiene vida propia.

Y luego descubrí que no éramos sólo Mia y yo… ¡somos muchas más! Tener mucho pelo no es algo tan negativo, claro, ya que de seguro lo agradeceremos en el futuro… pero ahora ¡vaya que tiene complicaciones!

(¡Cómo si no fuera suficiente con los que están en nuestro cuerpo también!)

Si tú también eres como yo, de seguro entenderás estas 10 problemáticas pero graciosas situaciones:

1. Los elásticos no son lo suficientemente grandes como para alcanzar a amarrar tu cabello.

2. Y cuando los fuerzas para ello… sí, se rompen. Y el volumen es tanto que lo hacen casi con una explosión.

3. ¿Un par de clips para el pelo? ¡Olvídalo! Tu necesitas cientos.

4. Esos geniales videos que te enseñan a hacer trenzas o lindos peinados definitivamente no sirven para ti.

5. La mitad de tu cuenta del supermercado son tus shampoo y acondicionadores.

6. Y cuando lees que las instrucciones dicen que solamente con un poco del producto es suficiente, te largas a reír… es algo tragicómico.

7. Al salir de la ducha debes tomarte un momento para limpiar el cabello que quedó en tu cuerpo… ¡y sobre todo en tu trasero!

8. Y ni hablar del desagüe: necesita una limpieza intensa y profunda cada vez que te lavas el pelo. Si no, de seguro la casa se inundaría.

9. Los elásticos no son las únicas víctimas… hasta tus cepillos se han roto (y más veces de lo que te gustaría admitir)

10. Lo peor de todo es cuando llueve. La mínima gota de agua en tu cabello es el desastre inmediato.

¿Te sentiste identificada? ¡Ánimo! No estás sola en esto… ¡somos muchas! Y nada mejor que un grupo de mujeres unidas… ¡o díganselo a ellas!

Ser mujer tiene sus desafíos y, a veces, nos suceden cosas extrañas… Pero, antes de salir corriendo desesperada a tu ginecólogo, consulta el post de hoy. En él, te mostraremos cuáles son esos sucesos raros por los que no debes perder la calma.

1 Infecciones veraniegas.
En el verano, la vida florece… y los hongos también. Al mismo tiempo, y para tornar un poco más complicado el panorama, ciertas actividades veraniegas –como nadar o salir a correr– nos hacen más vulnerables a las infecciones de hongos. Esta realidad hace que padecerlas –incluso más de una vez– sea muy muy frecuente.

2 ITU
Sientes un ardor terrible y unas inmensas ganas de orinar. Estos son los principales síntomas de la infección del tracto urinario, más conocida como ITU. En el mundo femenino, esta aflicción es muy frecuente. Ahora bien, lo que no es normal es padecerla múltiples veces en un año. Por tanto, si esta es tu situación, visita a tu médico. Para prevenirlas, mantente siempre hidratada y no olvides hacer pis luego de haber tenido relaciones sexuales.

3 Secreciones.
Las secreciones vaginales son un fenómeno completamente normal. Sin embargo, cuando estas presentan características fuera de lo común –con referencia a su cantidad o espesor– pueden estar indicando algún tipo de infección.

4 Períodos anticipados o prolongados.
Alguna que otra vez, todas nos hemos olvidado de la pastilla. Esto trae sus consecuencias: los niveles hormonales descienden de forma abrupta. Esto puede determinar que tu período se adelante y se prolongue.

5 Pelos encarnados.
Si eres una fanática de la depilación total, es probable que conozcas lo que es un pelo encarnado –o varios–. Ahora bien, ni se te ocurra andar escarbándote con una pinza de cejas. Déjalos ser –al menos hasta que el pelo salga a la luz–. De lo contrario, te expondrás a un gran número de infecciones.

Información recomendada: 10 cosas que debes contarle a tu ginecólogo

Estas son las problemáticas más frecuentes de la salud femenina. Si experimentas alguna de ellas, no pierdas la calma y, para salir de la duda, consulta a tu ginecólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *