La Policía arrestó a una mujer por enviarle 65.000 mensajes de texto a un hombre

loading...

Una mujer despechada de Arizona (EEUU) fue arrestada por acoso y amenazas después de mandar cerca de 65.000 mensajes de texto y allanar la casa del hombre que salió con ella en una cita a ciegas concertada en un sitio web.
Jacqueline Claire Ades, de Phoenix, fue detenida por agentes de la Policía local de Paradise Valley en un episodio que la víctima espera ponga fin a una tumultuosa relación en la que llegó a recibir hasta 500 mensajes por día.

La Policía informó que algunos de los textos de los mensajes decían: “No intentes nunca dejarme… Te mataré… No quiero ser una asesina”, “Espero que mueras… judío podrido y sucio”, “Soy como el nuevo Hitler… el hombre era un genio”, y “Oh, lo que haría con tu sangre… me gustaría bañarme en ella”.

No intentes nunca dejarme… Te mataré… No quiero ser una asesina (Decía uno de los mensajes)

En julio de 2017, el hombre llamó a la Policía para reportar por primera vez el comportamiento de Ades, de 31 años, que se encontraba estacionada en su automóvil frente a su casa y que le mandaba constantes mensajes de texto a pesar de que le había dicho que ya no quería saber de ella.

Según documentos judiciales, los agentes encontraron a Ades frente a la vivienda de la víctima y le dijeron que desistiera de su comportamiento y se retirara, pero poco después el hombre comenzó a recibir mensajes de texto amenazantes.

En abril pasado, la víctima llamó de nuevo a las autoridades alertándoles de que, a través del sistema de vigilancia que había instalado en su casa, podía a ver a Ades en el interior de su vivienda.

Oh, lo que haría con tu sangre… me gustaría bañarme en ella (Expresó en otro mensaje la mujer).

Cuando los agentes llegaron al domicilio, la mujer estaba tomando una ducha en casa de la víctima y hallaron un gran cuchillo de carnicero en el asiento del pasajero de su auto, según documentos judiciales, por lo que fue detenida y acusada de allanamiento.

Después de que Ades fuera puesta en libertad, supuestamente comenzó a enviar mensajes de texto más amenazantes a la víctima y tres semanas después el afectado llamó a la Policía para informar que la mujer se había presentado en su negocio haciéndose pasar por su esposa.

Ades fue arrestada de nuevo, esta vez bajo cargos de amenaza, intimidación y acoso, y se presentará ante una corte el próximo martes.

Sobre El Autor
Comentarios Mlduforro

Post Relacionados